Mi Ciudad


Miches es uno de sus lugares para enamorarse. Un recorrido por allí permite explorar sus atractivos. Es uno de los municipios más hermosos que tiene la zona noreste de República Dominicana. En el se encuentran grandes puntos turísticos como Laguna Redonda y Limón, Playa Limón, Playa Esmeralda y por su puesto Montaña Redonda, entre otros.  Miches se encuentra a tan solo 145 kilómetros de distancia entre Santo Domingo y El Seibo


Inician el desarrollo turístico de Playa Esmeralda en Miches

Miches, El Seibo. El presidente Danilo Medina dejó iniciados los trabajos de construcción del proyecto hotelero Club Med Miches.

Miches y el turismo

La iniciativa pertenece a la Sociedad Administradora de Fondos de Inversión Pioneer, a través de cuyo fondo, la empresa adquirió

los terrenos y la propiedad de la constructora que albergará la sede de la multinacional hotelera de Francia, Club Med, en esa zona.

En ese sentido, el vicepresidente ejecutivo de Pioneer Investment Fund, Yamil Isaías, dijo que para ellos es un día de regocijo y que vuelven a marcar un hito en la historia de las sociedades administradoras de fondos de inversión de República Dominicana.

Significó que la competitividad económica de un país se puede medir por el desarrollo de su mercado de valores, lo que les ha permitido ser pioneros en el país y la primera administradora de fondos de inversión que invierte en el sector turismo y contribuye a que este importante renglón de la economía nacional se fortalezca.

Catarata con hijos de agua en Miches

BALNEARIO – Catarata con hijos de agua en Miches

Incrustado en las montañas que están frente a laguna Limón y el océano Atlántico, en el distrito municipal de El Cedro, al sureste de Miches, está Brazo Corto, uno de los saltos más visitados de esa zona, por tener la particularidad de alumbrar “hijos de agua” bajo el  cauce del río El Cedro, con más de 45 metros de caída libre de agua, rodeado de bosque tropical. Unos cuatro pequeños saltos nacen de Brazo Corto, con espectaculares caídas de agua.

Balneario en miches

Brazo Corto se asienta sobre el cauce del río El Cedro, que desemboca en el Atlántico, a unos 14 kilómetros al norte de Miches. Está en tierra, propiedad del hacendado Fellito Almeyda, que ha reparado el camino, pero las lluvias vuelven y lo borran.

Conocerlo no es un simple viaje; es una expedición por lo engorroso y húmedo del terreno, pero cuando se llega nadie quiere salir de las chorreras que se desprenden a más de 40 metros de altura.

Los turistas que gustan de las charcas y chorros de agua que caen desde las alturas han habilitado senderos por los cuales descienden agarrados a cordeles de alambres de teléfono, que han colocado de árbol en árbol hasta llegar a las charcas de Brazo Corto y su hijo Brazo Chiquito, que no es tan chiquito, ya que mide 35 metros de altura.

Los recorridos se organizan en el hotel restaurante La Cueva, propiedad de un inversionista italiano, y llevan a los turistas en cabalgatas al oscuro bosque que rodea a Brazo Corto y a su hijo Brazo Chiquito.

La Zona

El salto no es nuevo, pero el angosto camino, caracterizado por fangales y elevaciones montañosas, hacen imposible llegar a pie.

Está a unos ocho kilómetros al sureste de El Cedro en Miches y para conocer su belleza hay que caminar unas tres horas a caballo entre la ida y el regreso. En vehículos de alto cilindraje se abrevia el tiempo.

El Cedro, río sobre el cual se asienta la catarata, está en latitud: 18.9971 y longitud: 68.875

Para ver este espectáculo de agua hay que estar de frente, pues está muy oculto y sus aguas no resuenan tanto ya que van en rodamiento por las paredes de las rocas, que se convierte en una cama dormida y cubierta por la sábana blanca del agua. Visto desde los árboles, Brazo Corto y su hijo Brazo Chiquito dan una impresión de que se está soñando.

El nombre de Brazo Corto viene dado por la proximidad al pueblo y la distancia que hay entre uno y otro, que no exceden los 20 metros, sobre el cauce de río El Cedro.

Los turistas canadienses y alemanes son atraídos por la belleza que regala el bosque húmedo y las cascadas que guardan las montañas de la Cordillera Oriental, que en Miches tienen más presencia.

Los fabulosos saltos de agua, la llanura costera, las lagunas Limón y Redonda, estan llevando grandes emociones a los turistas en Miches.

La zona donde se encuentran las cataratas debe ser declarada reserva científica por la biodiversidad de fauna y flora que allí habita. Esto ayudaría a protegerla de la depredación de los bosques y la caza indiscriminada de aves en la zona. Próximo a la cascada se sabe de la existencia de dos cavernas, desconocidas para  la mayoría de los habitantes.

Esta belleza está bordeada por rocas negras y rojas, así como árboles formando un formidable arco de protección del acuífero en sumideros y abismos en que el agua va cayendo. En tiempo de lluvia brota humo y sus aguas esculpidas por su caída vertical le hacen brillar entre los árboles.

LA FAUNA Y FLORA QUE RODEA AL SALTO
La zona está poblada de gigantes árboles de ceiba, javilla, cabilma, jobo, maguagua, caoba, anón, en cuyo follaje se asientan aves como cotorro, cernícalo, carpintero, cigua palmera, bobo, paloma turquesa, cuervo y otras especies endémicas.

En sus aguas hay muchos dajaos, anguilas, guabinas, chopos, camarones, jaibas y otros peces de agua dulce.

Hay que decir que esperamos que este reportaje de Brazo Corto y su hijo Brazo Chiquito sirva de motivación a los nativos en Miches para que se organicen, impulsen y den a conocer sus potencialidades ecoturísticas, que son inmensas, pero están pobremente publicitadas.

En el camino los excursionistas pueden ir comiendo piñas, naranjas babores, ginas y guineos maduros que se dan silvestres. null

Media Luna, una piscina en el Océano Atlántico que atrae turistas

Este municipio con impresionantes atractivos naturales, extensas playas, saltos de agua, Montaña Redonda, hermoso lugar para selfies, las lagunas Redonda y Limón, ya tiene otro aliado para la explotación turística, que está movilizando de manera masiva la excursión de turistas a sus aguas.

Se trata de la “Media Luna”, una piscina natural en la mar, conformada por bancos de arenas, adoquinados por los arrecifes de corales y arena blanca.

Es un lugar que se conserva totalmente virgen en su habitad natural, permitiendo que los bañistas se puedan hacer fotos con estrellas marinas debajo y en la superficie del agua.

Al extravagante y original lugar se llega partiendo desde el “Muelle de Jumbo”, propiedad de un extranjero que se ha establecido con su villa en la zona, habilitando el embarcadero al oeste desde donde se zarpa en modernos catamaranes y lanchas rápidas, que es el transporte autorizado con licencia para operar en la zona turística.

Para llegar a la fosa principal hay que caminar por un laberinto de agua, rodeado de bancos de arena.

Nadie puede escaparse de conocer este recurso hídrico con atracción turística en Miches, pues, es el único lugar de la zona, donde los turistas y vacacionistas pueden disfrutar y topetarse con las estrellas marinas y peces de considerable tamaño.

Es un lugar donde el nivel del agua depende del horizonte de las mareas o corrientes marinas, que cuando está alta se hace más profunda y cuando es baja, disminuye el caudal de la piscina.

El estar oculto y ser su acceso por el mar, lo hace un lugar mágico y virgen, para quienes lo visitan no querer abandonar.

Aquí no hay árboles para cobijarse del sol, pero el agua es fría por el acunar o balanceo de los vientos alisios en la zona.

Se puede resumir que es una laguna natural en el Océano Atlántico, que debe su nombre a que observada desde arriba se asemeja a una media luna.

Los lugareños lo denominan además como Cayo de la Media Luna, formado por arrecifes de corales y arena blanca, de agua cristalina salpicado por doquier de romper olas naturales, que serenan sus aguas.

Cuando la marea es estable su profundidad no excede los tres pies, lo que hace que niños y adultos disfruten este paradisíaco lugar de agua salada.

Es algo nuevo por descubrir en Miches, pues apenas tiene un año que inició a operar un tours y excursiones, con turistas nacionales y extranjeros, a través de The Carpia Tours, una empresa creada por nativos de Miches, que creen en el desarrollo del turismo sostenible.

Las excursiones desde Santo Domingo a Miches a la Media Luna cuesta 2 mil 500 pesos e incluyen desayuno ligero, refrigerio y almuerzo. Los niños de 0 a 3 años están exentos de pago.

Otros atractivos

Miches es una mina del turismo sostenible y ecológico en la zona Este del país y otros atractivos cerca de la Media Luna son Montaña Redonda, Playa Esmeralda, Salto El Cedro, y Jayán y el Cayo de los Pájaros en la bahía de La Gina.

Antes de llegar a Miches, los turistas pueden visitar los saltos El Cocuyo y Cascada Blanca, en el distrito municipal de Pedro Sánchez, donde elaboran un sabroso mabí utilizando el Bejuco Indio como materia prima.

Haga click en la parte de abajo para ver los horarios de las guaguas publicas que viajan a nuestro pueblo.

Parada de Autobuses de Miches